Cancelación de etapas con nieve? Necesario o excesivo?

  • Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies. Más información.
¡Bienvenido a MTBeros!
¿Quieres unirte al resto de nuestros miembros? Regístrate gratis y participa.
Registrarme
17 Jul 2014
1.785
1.535
39
Granada
Bici/s
KTM ultra 1964 / Lapierre Sensium 200 / BH Windsor / Megamo Fun
Favorito
Carretera
#1
Como sabréis la semana pasada han sido canceladas 2 etapas por mal tiempo, tanto en la Paris - Niza como en la Tirreno Adriático, cosa que por otra parte ha condicionado la clasificación general final.





Se debe primar la seguridad de los ciclistas o esto se trata de un deporte donde la épica y la lucha contra la climatología han hecho que sea el deporte que es? No voy a hablar de los primeros tiempos cuando los corredores corrían en modo autosuficiencia reparando bicis, buscando bares para avituallarse, etc. Pero si de un ciclismo moderno, de la época de Hinault o Perico, años 80 y 90.







Mi opinión es que, evidentemente donde las bicis no pueden transitar por acumulación de nieve, es imposible realizar una etapa, tanto si hay que subir un puerto alto como si hay una bajada peligrosa. Aquí tiene que primar la seguridad del ciclista (y la de los que los acompañan, motos incluídas).

Pero también opino que se está llegando a un límite en que cualquier mal tiempo es causa de suspensión de una etapa. De hecho en Tirreno ni llegaron a salir, decisión tomada la tarde de antes por "riesgo de nevadas". Incluso la Paris Niza pudo haberse disputado a excepción del último puerto en el que la nieve ya si había cuajado, era cuestión de adelantar la meta 5km. Cosa por cierto que también se puede solucionar con una simple planificación teniendo un quitanieves.

Por no hablar de las posibilidades técnicas que hay hoy en día, por qué no meter el elemento técnico de tomar decisiones de elección de neumáticos con dibujo o frenos de disco? Añadiría todavía más táctica a este deporte.

Quizá tengo una visión demasiado romántica del ciclismo y de su épica, pero creo que las páginas más bonitas que se han escrito de este deporte han sido cuando el hombre ha luchado contra los elementos, tanto aquellos que subían el tourmalet por caminos de tierra, como los otros que hacían 400 km de etapa circulando de noche, como no hace tanto aquellos que triunfaban entre tormentas.