• Únete al canal de Telegram de MTBeros y te mantendremos informado con todas las novedades y temas más interesantes del foro, así como todos los descuentos, chollos y ofertas en productos de ciclismo.

    💥 EXTRA, EXTRA: ¿Quieres estar informado de todas las noticias y novedades del sector del ciclismo? ¡ÚNETE a Ciclismo a gas!

Cómo prolongar la vida de la batería de tu bicicleta eléctrica

Tuvalum

Las mejores bicicletas, de las mejores manos
Colaborador
Mensajes
99
Puntos de reacción
194
Ubicación
España
Strava
Enlace
Si tienes una bicicleta eléctrica o estás pensando en comprarte una seguramente se te haya pasado por la cabeza un montón de dudas y leyendas urbanas sobre la autonomía de las baterías. ¿Realmente tienen un número limitado de cargas? ¿Es malo cargarlas cuando aún no han bajado el 50%? ¿Es aún peor mantenerlas enchufadas cuando han llegado al 100%? ¿Se gasta antes la batería si le cambio las ruedas de serie por otras de distinta medida?

Bueno, como éstas son algunas de las preguntas que suelen hacernos los ciclistas que nos piden asesoramiento para comprarse una bicicleta eléctrica hemos decidido crear una guía con los factores que influyen en la autonomía de una bici eléctrica y algunos consejos para alargar la vida útil de las baterías de tu e-bike.

Factores que influyen en la autonomía de una bici eléctrica​

A continuación, algunos aspectos que puedes aprovechar en tu beneficio para aumentar la autonomía de tu bici:

Capacidad de la batería​

Se expresa en Wh (vatios/hora) e indica la cantidad de energía eléctrica que es capaz de producir y sustentar la batería durante un tiempo determinado. Actualmente, puedes encontrar e-bikes con diferentes capacidades de batería, dependiendo del modelo. Generalmente, van desde 250 Wh (bicicletas eléctricas de paseo o plegables) hasta 900 Wh (MTB eléctricas de largo recorrido).

Vida útil de la batería​

Con independencia de su capacidad, la autonomía de una batería se reduce por el uso y los ciclos de carga realizados. Dependiendo del modelo, toleran entre 500 y 1.000 cargas completas. Pero después de tres o cuatro años de uso continuado, la batería de una e-bike puede sufrir una merma de hasta un 30%.

Peso de la bicicleta​

El peso de la bicicleta es un factor decisivo para calcular la autonomía. Este valor condiciona tanto la entrega de potencia del motor (expresada en Nm / newton·metro) como la capacidad de la batería. Ambas deben adecuarse al peso del conjunto bici-ciclista. En los últimos años, la irrupción de e-bikes ligeras (por debajo de los 20 kg) ha significado un incremento de la autonomía merced a una mejor relación entre el peso de la bici y la capacidad de la batería.

Un uso y ajuste eficiente de los modos de asistencia es clave para no malgastar autonomía.

Tipo de motor​

El motor de una e-bike homologada nunca debe superar los 250 W. De ahí que todas tengan la misma potencia. Las diferencia la manera en la que esa potencia se entrega para asistir al pedaleo en el momento inicial de éste (el denominado par motor o torque). Esta entrega se expresa en Nm (Newton metro). No está limitada por ley y también influye en la autonomía de la bici. Además, los diferentes modos de asistencia (diferentes entregas de potencia) y su frecuencia de uso determinan también la autonomía real.

No es lo mismo el gasto energético pedaleando en el modo económico (Eco), con una entrega de potencia limitada (del 30 al 50%, aproximadamente), que al pedalear en el modo superior (Boost o Turbo, al 100%). Por otro lado, las e-bikes más avanzadas permiten realizar ajustes en la entrega de potencia para cada modo, a través de software o apps específicas. Una alto grado de personalización que te permiten adaptar al gasto energético a tus necesidades.

Elección de neumáticos​

Las cubiertas influyen claramente en la autonomía de una bici eléctrica. No en vano, son el punto de contacto y fricción del vehículo con el terreno. La mayor o menor superficie de contacto influirá en una mayor o menor demanda de energía a la batería. Cuanto más anchas y más grandes sean los tacos, mayor será el gasto de la batería para compensar la fricción de la banda de rodadura.

Peso del ciclista​

El peso del propio cuerpo del ciclista, sumado al de su equipación y accesorios, es un factor que afecta claramente a la autonomía. Según datos aportados por Bosch, fabricante de referencia de motores para e-bikes, cada kilo de menos del ciclista se traduce en 1 km más de autonomía, aproximadamente.

Estilo de conducción​

El uso que el biker hace del sistema de asistencia eléctrico influye también en la autonomía. Hay quienes tienen suficiente con una asistencia en los modos más económicos o medios. Otros ciclistas necesitan un extra de empuje para superar los mismos obstáculos, lo que obliga a un modo de asistencia superior. Como ya hemos dicho antes, el uso de los modos Turbo consumen más energía y reducen sustancialmente los datos de autonomía nominales.

Recorrido/tipo de terreno​

El desnivel y las condiciones del terreno (asfalto, tierra, grava, piedras) son factores que influyen poderosamente en la autonomía. El paso de un recorrido llano o de asfalto a otro accidentado y de tierra o grava (de la misma distancia y en las mismas condiciones meteorológicas) puede provocar una reducción de autonomía de 15 a 20 km, aproximadamente.

Condiciones meteorológicas​

La autonomía real de una e-bike sufre variaciones de una estación a otra debido a la temperatura, humedad ambiental, etc. En invierno, tiende a durar algo menos que en verano. También influye el viento, que obliga a una demanda de asistencia extra para mantener una velocidad constante.

Pantalla-ebike.jpg

Consejos para preservar la autonomía de tu e-bike​

Teniendo en cuenta los factores descritos, aunque podrían añadirse todavía más, puedes emplear algunos trucos para ahorrar energía y preservar (e incluso aumentar) la autonomía de tu e-bike. Un ahorro que permitirá alargar la vida útil de la batería y disfrutar de rutas muchos más largas. Compartimos los más relevantes.

No apures al máximo la carga de la batería​

No esperes a que la batería se quede al 0%, aunque siempre dispone de una carga de seguridad que impide que se agote por completo. Tampoco la tengas más tiempo del necesario cargándola, ni llegues al 100%. Entre el 80 al 100%, la carga de las celdas es más costosa porque debe proteger sus piezas de posibles sobrecargas. Una carga eficiente oscilaría entre el 20% al 80%. De este modo, se alarga la vida útil de la batería.

Espera un tiempo a cargar la batería​

No enchufes el cargador justo después de terminar la ruta. Las células de carga necesitan tiempo para pasar de la fase de descarga a la fase de carga. Por ello, espera unas horas para que éstas se enfríen y se adapten a la temperatura ambiente en reposo. Pero tampoco esperes al día siguiente para cargarla; sobre todo, si has gastado casi toda la energía.

Revisa los componentes de tu e-bike (suspensiones, presión de cubiertas, cadena, etc)​

Antes de cada salida, y al igual que con cualquier otra bici, revisa elementos clave como las suspensiones, la presión de las cubiertas, lubricación de la cadena, etc. Son componentes que influyen en el desgaste de la batería. Adapta la horquilla y el amortiguador a la presión recomendado por el fabricante y al tipo de ruta que vayas a hacer. Mantén limpia y bien lubricada la cadena e infla con bomba de manómetro las ruedas antes de cada salida. Son pequeños detalles que te permitirán ahorrar decenas de kilómetros.

Lleva el equipamiento imprescindible​

No añadas más accesorios, ropa o comida que lo estrictamente necesario. Es importante ir bien equipado de repuestos y herramientas; sobre todo, si sales a la montaña. Pero hay que encontrar el equilibrio para no añadir más peso a la bici. En este sentido, te recomendamos llevar una multiherramienta compacta en lugar de varias llaves o tronchacadenas sueltos. También puedes llevar el agua en una mochila de hidratación y olvidarte de los bidones, para conseguir así un mejor reparto de pesos.

Usa un extensor de batería​

Muchas e-bikes están enfocadas a nuevos horizontes y largas travesías. Cada vez surgen más modelos compatibles con baterías portátiles extra que añaden más capacidad y autonomía. Si te gusta rodar horas y horas con tu e-bike, o hacer rutas de varios días, te recomendamos comprar un extensor. Se suelen instalar en la zona del portabidones, anclado al tubo del sillín, etc. Es más económico que una batería original y se puede transportar sin problema en una mochila o bolsa de transporte.

Conduce de forma eficiente​

No es conveniente exigir el máximo al sistema de asistencia. Circular como norma en modo Turbo, abusar del modo Walk para empujar tu bici mientras caminas, realizar derrapes… Todas estas acciones desgastará rápidamente la batería. Usa los modos de asistencia de forma inteligente: Eco y Trail (30-70% de asistencia) para llano, subidas tendidas o un poco técnicas, y el Boost para momentos puntuales de máxima exigencia (trialeras en subida, cuestas de gran pendiente, etc.). Recuerda que tu e-bike no te va a librar de dar pedales y gastar tus propias energías. Recuerda que hablamos de bicicletas de asistencia al pedaleo, y no de ciclomotores.

Mantente en forma y entrena​

Adquirir una bici eléctrica nos puede llevar a la falsa creencia de que podremos superar cualquier recorrido, sin necesidad de entrenar. Esto es falso. De entrada, exigir de más a tu e-bike supone malgastar su autonomía y reducir la vida útil de la batería.

Por ello, podemos ahorrar energía poniendo un poco más de la nuestra. Te recomendamos que seas constante en tus salidas con la bici eléctrica, que pedalees eficientemente, que cuides de tu cuerpo comiendo e hidratándote bien, y que entrenes la técnica en tramos de obstáculos, subidas, etc. Esto permitirá más mejor sobre la bici, con beneficios directos en su autonomía.
 
Arriba